obtener ayuda

60% de las agresiones sexuales no son denunciados a la policía...

LÍNEA DIRECTA LAS 24 HORAS

(831) 375-4357

(831) 424-4357

SEGURA. CONFIDENCIAL.

 

 
"Nuestra respuesta a una situación de riesgo debe basarse en una evaluación denuestras necesidades, las circunstancias externas, la amenaza percibida y nuestra relación con la otra persona."      

Adolescentes y Jóvenes


Si usted ha sido agredido/a sexualmente, recuerde que no es culpa suya y que el Monterey County Rape Crisis Center (Centro de Crisis de Abuso Sexual del Condado de Monterey) puede ayudarle a salir adelante.

En el Monterey County Rape Crisis Center sabemos que los adolescentes también pueden ser víctimas de abuso sexual. El abuso sexual es algo que puede cambiar la vida de una persona; sin embargo, estamos aquí para ayudar a los adolescentes que han sobrevivido experiencias sexuales no deseadas a que salgan adelante, sin importar cuándo ocurrió el abuso.

Éstos son algunos de los efectos más frecuentes del abuso sexual en los adolescentes:

  • Sensación de pérdida de control. Una o más personas han hecho algo en contra de su voluntad, y usted termina por creer que no tiene caso tratar de controlar lo que le pasa.
  • Dudas sobre la identidad sexual. El abuso sexual puede haber provocado que sienta que la sexualidad es algo malo, y tal vez se avergüence de su cuerpo.
  • Cambios en la personalidad. Tiene arrebatos de ira, la gente se pregunta por qué de repente está tan de mal humor o tan aislado, debido a que tiene miedo de que la gente pueda "ver" lo que le pasó, y usted prefiere pasar "inadvertido". Puede sentirse deprimido/a, o de hecho estar pasando por un episodio de depresión.
  • Bajo rendimiento escolar. Es posible que la agresión sexual se apodere de sus emociones y su mente hasta el punto en que tenga problemas para concentrarse.
  • Abandono escolar o poca convivencia social. Quizá usted era extrovertido/a, pero ahora se encierra en su habitación. Sus amigos se preguntan por qué no pueden hablar con usted. Empieza a tener problemas en la escuela por ausentarse demasiado. Tiene la sensación de que toda la escuela sabe lo que pasó.
  • Excesiva actividad sexual. Debido a la experiencia traumática, puede ser que cambie la opinión que tiene de sí mismo/a. El sexo puede ser una manera de llenar ese vacío, de llamar la atención de los demás, de lograr su aceptación, o de sentir el cariño que le falta o desea sentir.
  • Abuso de drogas y alcohol. Es posible que el consumo de drogas o alcohol le haga sentir que acalla el dolor provocado por su experiencia.
  • Trastornos de la alimentación. Dejar de comer, comer en exceso o un aumento excesivo de peso pueden ser maneras de evitar ser agredido/a sexualmente de nuevo.
  • Toma de riesgos y otras conductas autodestructivas. Es posible que crea que su vida vale muy poco, y puede llegar a hacer cosas que sabe que son de alto riesgo, como conducir con personas borrachas, consumir drogas, o ponerse en situaciones propensas a otro abuso sexual. Puede lastimarse a sí mismo/a como castigo, o porque el dolor físico le ayuda a sobrellevar el dolor emocional. Puede ser que tenga relaciones sexuales sin protección contra las enfermedades de transmisión sexual o sin tomar medidas para prevenir un embarazo.
  • Marginación. Tal vez sienta que los oscuros secretos que guarda son cosas que nadie más podría entender y se siente completamente solo/a.
  • Suma dedicación e intentos por ser "lo suficientemente bueno/a". Esforzarse por alcanzar la perfección puede ser una forma de ocultar los sentimientos de vergüenza que lo acechan.
  • Sensación de haber perdido la integridad. Puede llegar a sentirse despreciable y avergonzado/a de ser quien es. La gente le ha hecho y dicho cosas que le hicieron sentir mal, y usted termina por actuar de "mala" manera.

Para consultar más preguntas y respuestas, visite la página de Preguntas frecuentes.

Fuente: www.PandorasProject.org